Regional 

Laboratorio de Biología Molecular del Hospital Regional Coyhaique es capaz de detectar variante Ómicron

En su constante objetivo de continuar brindando una atención oportuna y de calidad en beneficio de la comunidad, la semana recién pasada, comenzó la detección de variante Ómicron en el Laboratorio de Biología Molecular del Hospital Regional Coyhaique, que luego de su implementación en 2020 ha trabajado incansablemente en poder resolver y dar respuesta a la demanda de las variantes de Covid-19 que se han ido relevando a lo largo de estos dos años de pandemia.

Este avance y estrategia del Laboratorio de Biología Molecular del HRC, ha permitido generar las condiciones para detectar la totalidad de las variantes de Covid-19, lo que le ha permitido validarse como uno de las principales herramientas para brindar una mejor herramienta de detección, y así crear aislamiento, seguimiento de casos para evitar que se generen brotes importantes de la enfermedad en la comunidad aysenina.

Este nuevo avance para la Red Asistencial, fue valorado por el Director del Servicio de Salud, Gabriel Burgos Salas, quien señaló que “es de suma importancia que el laboratorio pueda detectar esta nueva variante que aún no llega a nuestras localidades, más todavía, con la apertura de fronteras, sumado a que hemos priorizado los exámenes PCR que vengan de Chile Chico, principal paso fronterizo habilitado para la entrada de turistas a nuestra región”.

Respecto a la capacidad de dar respuesta y el trabajo desplegado por los profesionales del establecimiento en contexto de pandemia, el directivo fue enfático en señalar que “felicito al equipo del Laboratorio Biología Molecular del Hospital Regional Coyhaique porque se ha transformado en un pilar importantísimo desde su implementación, sabiendo dar respuesta a la demanda de nuestra población”.

Para Carlos Mansilla, Jefe del Subdepartamento de Apoyo Diagnóstico y Terapéutico del Hospital Regional Coyhaique, la implementación del dispositivo y el inicio de la detección de variantes del Covid-19 ha sido fundamental para apoyar el control de la pandemia “ya que se han `procesado más de 120 mil exámenes, “lo que ha mejorado el apoyo diagnostico de los pacientes principalmente con enfermedades respiratorias que ingresan a nuestro establecimiento, lo que nos ha ido generando que el equipo de trabajo se haya capacitado y complementado para llevar a cabo estas detecciones fundamentales en el manejo de nuestros pacientes hospitalizados”.

Mansilla además destaca la resolutividad que tiene el LBM del establecimiento, ya que “desde hace un par de meses es el laboratorio de derivación de todos los exámenes que se realizan en la región, esto es, donde se realizan las PCR de todos los habitantes de la región, lo que nos ha permitido tener una visión rápida de la situación que está ocurriendo en cada punto de la región. Esto también es una señal de cómo nuestro Laboratorio se ha ido emporando a través de nuevas técnicas y de equipamiento para hacerse cargo de todo esto”.

De acuerdo con lo señalado por Marcelo Lazcano, Director Técnico del Laboratorio de Biología Molecular, este trabajo se ha realizado gracias al trabajo en conjunto con el Ministerio de Salud y el Instituto de Salud Pública, que ha resultado fundamental para la implementación de la estrategia de testeos, que lleva más de 120 determinaciones desde su implementación “lo que nos ha permitido estar a la vanguardia con la detección de variantes. Sabemos que Ómicron es una cepa que tiene un gran poder de infectabilidad”.

Respecto de los reactivos que son capaces de detectar esta nueva variante, señaló que “la importancia de los reactivos que estamos trabajando con el Ministerio de Salud, es que tienen la capacidad de detectar estas mutaciones por separado y que son capaces de generar tranquilidad a la población regional frente a la apertura de fronteras por los pasos habilitados para el ingreso de turistas a la región “ya que todas las muestras que lleguen desde Chile Chico serán priorizadas”.

Entradas relacionadas