Regional 

Estatuto de la Patagonia: La propuesta de la Junta de Vecinos de Puerto Guadal a la Convención Constitucional

Hasta Puerto Ingeniero Ibáñez se trasladó una delegación de la organización territorial, donde plantearon una serie de ideas que combinan mayor democracia, probidad y responsabilidad ambiental.

Como una forma de aportar la mirada territorial a la discusión constituyente, el 22 de diciembre la Junta de Vecinos N8 de Puerto Guadal expuso una serie de propuestas ante la Comisión de Forma de Estado, Ordenamiento, Autonomía, Descentralización, Equidad, Justicia Territorial, Gobiernos Locales y Organización Fiscal de la Convención Constitucional.  Los convencionales sesionaron ese día en Puerto Ingeniero Ibáñez, hasta donde concurrieron la presidenta de la organización local Miriam Chible Contreras, junto a los vecinos Felipe Christensen Arteaga, Diana Opazo Leiva y Patricio Segura Ortiz.

En la oportunidad, desde la agrupación recordaron que Aysén fue también uno de los territorios impulsoresdel estallido social y del proceso constituyente, a través de las movilizaciones por Patagonia sin Represas y el Movimiento “Aysén, tu problema es mi problema”.  También, cuando en 29 de junio de 2014 en Coyhaique, en el marco de la sesión regional de la Comisión Asesora Presidencial para la Descentralización, la asamblea constituyente fue la principal medida prioriozada en la región.

Asimismo, relataron las diversas iniciativas que en Puerto Guadal se han impulsado como una forma de avanzar hacia una comunidad sustentable.  Entre ellas la distintas versiones de la Eco Feria Fest; los webinars sobre energía, residuos, medicina natural, alimentación sustentable; la limpieza y recuperación del humedal local; la bioconstrucción comunitaria; el debate y ejecución de proyectos sobre horticultura regenerativa; entre otras acciones.

En este sentido, plantearon la necesidad de establecer un Estatuto de la Patagonia y de elevar el rango de ordenanzas comunales y reglamentos regionales, para que cada región, provincia y comuna puedan tener normas que les permitan tomar decisiones colectivas de fondo.  Asimismo, avanzar en democracia directa y participativa con plebiscitos, iniciativa popular de reglamentos y ordenanzas, referéndum revocatorios, etc.

En términos de probidad, establecer la rotación de los administradores de justicia como jueces, fiscales, defensores y policías, para evitar así la concentración de poder por la permanencia por largos períodos en las áreas bajo su jurisdicción.  También propusieron más espacio para incidencia ciudadana, desconcentrando el poder que hoy tienen alcaldes, dando mayor preeminencia a los consejos ciudadanos (no solo sectoriales sino etarios y de otro tipo).

Estamos muy contentos porque la junta de vecinos cambió su directiva y han entrado socios nuevos, no sólo la gente que ha vivido en el territorio, que es muy importante, sino también la gente que se viene a vivir acá con ganas de hacer cosas, de relacionarse, de aprender de la cultura y de ser un aporte también al territorio” relató a las y los convencionales Miriam Chible.

Desde hace un tiempo se viene planteando un Estatuto de la Patagonia, para la provincia de Palena, y las regiones de Aysén y Magallanes. La Constitución actual en su artículo 216 bis ya establece que Isla de Pascua y Juan Fernández son territorios especiales y tienen estatutos especiales para ellos.  ¿Por qué no podría ser lo mismo para Aysén, el Wallmapu, y no tener leyes homogéneas para todos?  Eso se ha planteado desde hace un tiempo” indicó Patricio Segura.

Sobre democracia directa, señaló el vecino que se requiere elevar el rango de las ordenanzas municipales y los reglamentos regionales “que no sean pisoteados por la ley, que tengan un estándar mayor.  A través de plebiscitos vinculantes, por ejemplo.   Los alcaldes lo dijeron recién, donde la gente pueda optar por formas normativas a nivel regional, provincial comunal, si es la división político administrativa que salga luego del plebiscito constitucional”. 

Cambios estructurales

Sobre otras materias, de nivel país, los dirigentes plantearon la necesidad de que una asamblea constituyente participativa sea, además de los procesos legislativos y plebiscitarios, parte de los mecanismos para el cambio constitucional.  También, la conformación de un estado pluricultural, plurinacional y regional descentralizado, con parlamento regional con escaños garantizados para representantes indígenas.  

Avanzar a su vez en autoridades regionales del poder Ejecutivo y Judicial elegidas popularmente, y la posibilidad de conformación de partidos políticos eminentemente regionales, y no como actualmente ocurre donde sólo se pueden constituirse cuando tienen presencia  en tres regiones continuas o en ocho discontinuas.

Pusieron en discusión también la idea de una reconfiguración del pago impuestos de las actividades productivas, como una especie de Ley de Rentas Regionalizadas, pero que no se entienda esto como pagar por el extractivismo o depredar los ecosistemas.  

Y una nueva configuración político-administrativa del país, incorporando el elemento ecosistémico.  Las cuencas son un mecanismo que debe considerarse en las definiciones territoriales.  No seguir administrando el territorio de espaldas a los ríos, de espaldas a los bosques, de espaldas a las montañas, de espaldas a la naturaleza, que es la plataforma de vida que permite la existencia nuestra y de las futuras generaciones” puntualizó Patricio Segura.

Entradas relacionadas