En la elección que se realizó por zoom, sólo votaron 19 personas, y Aylwin fue elegido a mano alzada con 9 votos, cinco de los cuales no estarían habilitados para una votación de ese tipo según el artículo 34 de los estatutos de la Democracia Cristiana. 

Coyhaique.- Bastante molestos se encuentran un grupo de militantes de la Democracia Cristiana, quienes acusan un fraude en la elección de Patricio Aylwin como candidato a diputado de ese partido por sobre el actual parlamentario en ejercicio Miguel Ángel Calisto. Según una carta que enviaron al Consejo Nacional de la DC, de las 9 personas que votaron por Aylwin en la Junta Regional del fin de semana, 5 estarían inhabilitadas para participar en esa elección.

La misiva está firmada, entre otros, por el alcalde de Villa O´Higgins, José Fica, los consejeros Rocco Martiniello y Sergio González, los concejales Rosa González de AysénAriel Keim y Mario Figueroa de Chile Chico, Angélica Cruces de Vila O´Higgins y Rubén Sandoval de Ibáñez, el presidente de la comunal Aysén, Juan Alocilla, además de cerca de 60 militantes del partido.

El artículo 34 del estatuto interno de la DC establece que la Junta Regional estará integrada por quienes hayan sido elegidos delegados partidarios y que conjuntamente hayan resultado elegidos como las autoridades partidarias. Estos son la Directiva Regional, Presidentes Comunales, Presidentes Regionales de Frentes y Departamentos y los Delegados Territoriales de la Junta Nacional correspondientes a la Región respectiva. Ellos tendrán derecho a voz y voto en esta instancia partidaria. Sin embargo, en la votación del sábado, cinco de las personas que votaron por Aylwin eran sólo militantes y no tenían ninguno de los cargos antes nombrados.  

En la carta se establece que “la sesión fue iniciada vía zoom por Marcio Villouta, presidente regional DC, contando con la presencia de 19 camaradas, de los cuales solo 12 de los asistentes gozan de derecho a voto, según el artículo 34 de los estatutos DC, en el cumplimiento de la ley Nº 18.603 que regula los Partidos políticos”.

Además, en la misiva se establece que “en extrañas circunstancias, el Presidente Regional procede a realizar la votación de priorización de candidaturas parlamentarias, permitiendo votar a todos los asistentes por el sólo mérito de haberse conectado, vulnerando todos los procesos democráticos internos que otorgan el derecho a sufragio en una junta regional. Tras la solicitud de aclaración de quienes estaban habilitados para votar, se resguarda en una torcida interpretación de la buena fe, apelando a ella para que todos pudiesen votar”.

“Lo anterior, no solo representa un detrimento irreversible al proceso de priorización de las candidaturas parlamentarias, ni al estándar que debiese tener nuestro partido según la moral y la ética que nos representa y caracteriza, sino que además vulnera la candidatura de nuestro actual diputado Sr. Miguel Ángel Calisto Águila, quien fue electo con primera mayoría regional y tercera mayoría nacional, y cuya omisión irregular por parte de la Directiva Regional de su postulación, no hace más que representar una desconexión total con la ciudadanía”.

En el texto se indica que “exigimos de forma inmediata la realización de una votación acorde a nuestros estatutos, sin arbitrariedades y con garantías democráticas mínimas para elegir a nuestros candidatos y candidatas. Así como también solidarizamos con nuestro actual diputado, frente a las conductas fraudulentas cometidas por personeros políticos sin sentido de realidad y que no tienen respeto alguno por nuestros estatutos ni principios”.

“Solicitamos al actual diputado Miguel Ángel Calisto Águila, por nuestras vecinas y vecinos, por nuestro territorio y su gente, perseverar en la opción de ser nuestro candidato. Estamos convencidos que es la mejor opción para representar nuestros ideales sin ir más lejos, siendo el parlamentario de nuestra región con más proyectos de ley presentados, oficios de fiscalización emitidos y proyectos de resolución despachados, y que, adicionando a su constante trabajo en terreno, son señales que hablan por sí solas.”

Finalmente, el texto asegura que “Las conductas recién descritas, son acreedoras de un fraude cuya voluntariedad y discernimiento representa todo aquello que el humanismo cristiano y nuestro partido buscan erradicar en el ejercicio de la política y la búsqueda del bien común”.

By Editor