La presidenta Verónica Venegas y el secretario Patricio Segura plantearon la necesidad de recuperar “la ética de lo público y con la naturaleza” en el trabajo de la convención además de iniciativas de democracia directa para generar los contenidos de la nueva Carta Fundamental.

Recuperar “la ética de lo público y con la naturaleza” en el trabajo institucional, además de iniciativas de democracia directa para generar los contenidos de la nueva Carta Fundamental, fueron algunas de las propuestas que la Corporación Privada para el Desarrollo de Aysén (Codesa) expuso ante la Convención Constitucional.  Esto, en el marco del proceso de audiencias públicas que las distintas comisiones recientemente conformadas están realizando desde hace algunos días tanto presencial como telemáticamente.

Actualmente la Convención Constitucional cuenta con las comisiones de ReglamentoÉticaParticipación y Consulta IndígenaDerechos Humanos, Verdad Histórica y Bases para la Justicia, Reparación y Garantías de no RepeticiónParticipación Popular y Equidad TerritorialDescentralización, Equidad y Justicia TerritorialComunicaciones, Información y Transparencia.

El jueves la presidenta Verónica Venegas Quintana, junto al secretario Patricio Segura Ortiz, presentó la visión de Codesa ante la Comisión de Ética.

En ésta, además de plantear materias sobre conflictos de interés, transparencia y probidad (entre ellas la rotación, evitar el clientelismo y que las inhabilidades no sean voluntarias), relevaron la necesidad de que la comisión no sólo regule la forma en que se relacionan las y los convencionales entre sí sino también con la ciudadanía y con la propia naturaleza.

A la convención también le cabe un rol en la revalorización de lo público.  Para nosotros, ustedes son los más legítimos representantes políticos del Estado que ha visto nuestro país en muchos años, demasiados.  Por eso, esa investidura pública, de constituyentes, nos interesa que se pueda reforzar” señaló en la ocasión Verónica Venegas.  En este sentido,  avanzó en solicitar que cada acción tenga en cuenta dicho principio fundante.

Al ser consultado sobre el mecanismo para incorporar la ética con la naturaleza y las comunidades en su trabajo, puntualizó Patricio Segura que un buen medio sería instaurar un espacio de evaluación permanente de las acciones y procedimientos de la convención, a la luz de sus impactos ambientales y sobre las comunidades, como por ejemplo todo lo relacionado con los residuos y el desarrollo económico local.   En esta instancia incluso se podría convocar a representantes de organizaciones o generar algún otro procedimiento para que la ciudadanía dé su visión.

La convencional Loreto Vidal señaló al concluir la presentación que “quiero recoger algo que dijeron, que se los agradezco enormemente y que será mi frase para el bronce.  La expositora dijo ‘ustedes son lo más legítimo que hemos visto hace muchos años en nuestro país’.  Esa frase la revisaré todos los días, antes de iniciar mi trabajo, creo que es extremadamente relevante”.

El viernes, en tanto, Patricio Segura presentó ante la Comisión de Reglamento, donde en lo fundamental abordó los mecanismos de democracia directa para la elaboración de los contenidos.

Propuso que se implemente la figura de “iniciativa popular de articulado”: un mecanismo que, mediante recolección de un número mínimo de firmas, permita que propuestas levantadas desde la propia ciudadanía sean discutidas y votadas por la convención.  “El reglamento podría establecer una especie de turnos, donde lleguen las propuestas y éstas sean automáticamente patrocinadas por los convencionales, con el fin de sortear la eventual obligatoriedad de que sólo puedan los miembros de la Convención ingresar propuestas” señaló Segura.  En este sentido recordó que muchas acciones de tipo electoral se realizan hoy ante notarías, oficiales civiles e incluso  vía clave única online.

Asimismo, reforzó la necesidad de que las materias donde no exista acuerdo se sometan a plebiscitos o consultas intermedias, ya que aunque se establezca que no sean vinculantes serían una señal política para una segunda discusión en la propia convención.

By Editor