Desde la Secretaría Regional Ministerial de las Culturas, las Artes y el Patrimonio Región de Aysén, el programa Red Cultura está llevando adelante un trabajo dialogante con las Organizaciones Culturales Comunitarias con vistas a concretar proyectos de desarrollo cultural en los territorios.

Si bien el contexto de pandemia ha impedido reuniones presenciales, las tecnologías han permitido desarrollar una serie de encuentros con diversas organizaciones territoriales de las 10 comunas de la Región de Aysén.

Las Mesas Regionales de Organizaciones Culturales Comunitarias buscan recoger las miradas, realidades y necesidades de cada una de las comunas, a través de la participación y opinión de sus representantes. De este modo, la creación de políticas públicas va acompañada de la participación activa de la comunidad.

La Seremi de las Culturas Aysén, Verónica Díaz, ha participado en estas reuniones y a partir de su experiencia y el intercambio con agentes culturales del Aysén, plantea que “las dificultades que impone la pandemia abre, no obstante, otros espacios de conversación y nos permite sentarnos a conversar con organizaciones culturales comunitarias de todo el territorio de Aysén, intercambiar opiniones, conocer proyectos, elaborar una forma de trabajar en red. Acompañarnos, en definitiva, en el proceso de hacer comunidad desde las artes, las culturas y el patrimonio. De este modo, los puntos de vista son proyectados en un trabajo conjunto y colaborativo”.

La autoridad cultural regional añade que “para el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio siempre han sido fundamentales el diálogo y la participación ciudadana. Creemos que en la Región de Aysén estos diálogos se traducen en un cruce de miradas que construyen, entre todas y todos, desde distintos sectores, un permanente aporte al fortalecimiento comunitario”.

Durante los meses de marzo y abril de 2021, el programa Red Cultura viajó al norte y al sur del territorio de Aysén a reunirse con organizaciones culturales comunitarias, trabajo que ha continuado de manera online debido a las condiciones sanitarias por la pandemia.

Gabriela Chiguay de la Agrupación Ayankantun ha participado desde Melinka en estos encuentros y dice que “a pesar de que uno no puede viajar, igual nos hemos sentido más cerca de las personas que dirigen la cultura a nivel regional. Para nosotros ha sido una experiencia novedosa, hemos aprendido mucho y tenemos que seguir participando. Nos hemos dado cuenta, a través del espacio Red Cultura, de que también otras localidades han tenido inconvenientes para conectarse con el tema de Internet por el mal tiempo o porque las redes sociales no están en buenas condiciones, pero nos damos cuenta de que todos remamos para el mismo lado. Y conocer que otras personas están haciendo lo mismo y con el mismo interés que nosotras acá en Melinka, igual ha sido bueno”.

Francisco Hernández vive en Puerto Aysén y comenzó a participar hace tres años en los Encuentros Territoriales de Red Cultura. “Y después empecé a participar constantemente en las reuniones. Participé en Aysén, en Coyhaique. Yo llegué por una agrupación literaria: Narradores del fin del mundo. En 2019 empezó el trabajo con el foco en organizaciones culturales comunitarias con participación democrática y más directa en el territorio. Continuamente participé, integré la primera mesa interina del 2019. Fuimos al segundo Encuentro Nacional de OCC también. Después vino la pandemia, el trabajo comunal quedó un poco dormido y este año se volvió a reactivar con las mesas de Red Cultura. Ahora estamos en la etapa de revitalizar la mesa comunal”, cuenta.

Cerca de 20 agrupaciones de todo el territorio de Aysén han participado en las mesas de OCC, entre las que destacan Llovizna de la Patagonia de Lago Verde, Artesanos Los Canelos de Cisnes, Vuelo Teatro y Malotun Ortiga de Coyhaique, Caleta Kayak de Tortel y la Agrupación Cheelkenue de Cochrane, entre muchas otras.

Con el fin de fomentar el desarrollo artístico cultural de las comunas, el programa de Fortalecimiento de la Identidad Cultural Regional (FICR) y el programa Red Cultura financiarán iniciativas culturales asociativas por un monto total de 78 millones de pesos.

Francisco Hernández extraña la presencialidad y las instancias que se daban entre diversas agrupaciones regionales y nacionales. Dice que “se pierde mucho el gusto de querer juntarse. Es un poco más frío porque son reuniones más cortas para resolver un par de temas. La gracia de encontrarse tenía un nivel de satisfacción, ir a las reuniones con Cultura y con las agrupaciones. Ahora que tenemos la virtualidad deja todo ese sinsabor, todo homogéneo, pero finalmente al menos tenemos actividades. Igual se vuelve interesante el trabajo con Red Cultura”.

By Editor