TM Solange Frigolett González

Jefa (S) Banco de Sangre Hospital Regional Coyhaique

Este lunes 14 de Junio se conmemora el “Día Mundial del Donante de Sangre”, efeméride  que busca destacar la importancia de los donantes en la sociedad.

La sangre es un elemento  vital que se utiliza para salvar millones de vidas, cada día en todas partes del mundo, siendo un elemento que no podemos reemplazar ni fabricar artificialmente.

La sangre es un tejido vital que tiene tres funciones principales: función respiratoria, encargada del transporte de O2 y CO2 por medio de los glóbulos rojos; nutritivo, mediante el transporte de sustancias procedentes de la digestión, e inmunitario, protegiendo al organismo gracias a los glóbulos blancos.

Todos los sistemas de salud del mundo necesitan de personas que donen sangre de forma voluntaria, altruista y constante para poder responder sin contratiempo a las demandas y necesidades de sangre segura. Esto es fundamental para tratar intervenciones urgentes, aumentar la esperanza y calidad de vida de los pacientes con enfermedades potencialmente mortales, en cirugías de alta complejidad, en pacientes politraumatizados por accidentes, en la atención de la  madre al momento del parto y del recién nacido prematuro.

En definitiva, la transfusión de componentes sanguíneos es un aspecto fundamental de la atención y salud pública, y dado que la necesidad puede surgir en cualquier instante y para poder responder a estos requerimientos, es de suma importancia contar con donantes comprometidos, que regularmente hagan su aporte de vida.

El Banco de Sangre del Hospital Regional Coyhaique es el único banco de sangre de la región de Aysén, siendo su rol clave para el tratamiento de nuestra población.

En este contexto, es clave la colaboración de personas de gran generosidad y amor al prójimo, que están siempre disponibles para ayudar a nuestros pacientes de forma desinteresada, ellos son el grupo “PATAGONIA REGALA VIDA”, y grupo de “DONANTES Rh (-) negativo”, a los cuales saludamos y agradecemos por su valiosa colaboración en el “Día Mundial del Donante de Sangre”. Son un verdadero tesoro dentro de nuestra comunidad, que al donar su sangre están regalando vida.

El poder  contar con esta base permanente de donantes altruistas, nos ha permitido salvaguardar de una manera notable las necesidades de nuestros pacientes, sobre todo en estos tiempos de pandemia.

Y es porque solo se puede donar sangre cada tres meses en el caso de los hombres y cada cuatro meses en el caso de las mujeres, se hace necesario contar con un mayor número de donantes altruistas. Por eso, les hacemos un llamado a los jóvenes mayores de 18 años a convertirse en donantes voluntarios.

Trabajemos juntos, para ser un  ejemplo a seguir en nuestra Patagonia.

Solo podemos ayudarnos entre nosotros, SALVEMOS VIDAS.