El reciente fin de semana, luego de la planificación y coordinación de distintos servicios públicos, se desarrollaron una serie de fiscalizaciones a nivel nacional con 1.500 puntos de fiscalización, a partir de los cuales se llevaron a cabo 297.778 fiscalizaciones en todo el país, de acuerdo a lo informado por la Subsecretaría de Prevención del Delito a nivel nacional.

La región de Aysén fue parte del proceso de fiscalización que se efectuó a nivel nacional, participando la PDI con un nuevo servicio especial de fiscalización desarrollado durante el fin de semana recién pasado en Coyhaique y Puerto Aysén.

La Policía de Investigaciones realizó un total de 86 fiscalizaciones en la región, controlando a un total de 214 personas, de las cuales nueve fueron detenidas en flagrancia por delitos contra la salud pública al infringir el artículo 318 del Código Penal.

Al respecto, el jefe de la Brigada de Investigación Criminal Aysén, subprefecto Eduardo Charpentier, señaló que “este servicio responde a la coordinación interinstitucional para controlar las medidas decretadas por la autoridad sanitaria de acuerdo al Plan Paso a Paso y el desplazamiento en horario de toque de queda. Fiscalizamos locales comerciales, puntos de afluencia de personas y puntos de control con el Ejército, tanto en Coyhaique como en Puerto Aysén, resultando nueve personas detenidas por delitos contra la salud pública”.

Durante el servicio, se detectaron tres personas transitando sin su respectivo permiso de desplazamiento durante toque de queda en Puerto Aysén. Además, seis personas que transgredieron las medidas sanitarias de la Fase 2 al ser sorprendidas en los balnearios de Tejas Verdes y Las Bandurrias en la ciudad de Coyhaique.

Dos de los detenidos fueron apercibidos al artículo 26 del Código Penal, mientras que el resto de los detenidos fueron puestos a disposición del respectivo Juzgado de Garantía para su control de detención, instancia donde el Tribunal decretó legal las detenciones, la suspensión condicional del procedimiento con el pago de una multa en beneficio de una institución para algunos casos y la formalización de la investigación por un plazo de 90 días para los otros casos.

Asimismo, en las fiscalizaciones realizadas a locales comerciales, se informó a los trabajadores dependientes sobre el nuevo horario de funcionamiento y toque de queda.

Continuando con los servicios focalizados para verificar el cumplimiento del toque de queda, durante la noche del lunes 15 de marzo, el servicio de patrullaje de la PDI realizó diversos controles en Coyhaique y Puerto Aysén, controlando a más de 20 personas, identificando en la capital regional a un vehículo cuyas personas en su interior no portaban salvoconducto que permitiera su desplazamiento durante horario de toque de queda, procediendo a la detención de las dos personas por el delito flagrante contra la salud pública.

Finalmente, el subprefecto Charpentier realizó un llamado a la ciudadanía a respetar las medidas sanitarias y, en el actual contexto de Coyhaique y Puerto Aysén en Fase 3 y Fase 4 respectivamente, “transitar con los respectivos permisos de desplazamiento durante horario de toque de queda para evitar transgredir las medidas sanitarias”.

By Editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *