La violencia intrafamiliar se relaciona con el maltrato que afecta la vida y la integridad física o psíquica de una persona, acto cometido por un integrante del núcleo familiar en contra de otro, ya sea cónyuge, conviviente, padre, madre, hijo o hija, adulto mayor o cualquier persona bajo dependencia del grupo familiar. No obstante, la situación más recurrente y alarmante es cuando la violencia intrafamiliar se ejerce contra la mujer, situación que se transforma en violencia de género.

Dentro de los delitos tipificados como violencia intrafamiliar se encuentran las amenazas, lesiones leves, lesiones menos graves, lesiones graves, maltrato habitual y daño psicológico.

Las estadísticas del año 2020 no dan cuenta de variaciones significativas en denuncias recibidas en las unidades de la PDI a nivel regional en comparación al 2019, no obstante, se registra un aumento en los requerimientos investigativos derivados del Ministerio Público, siendo el maltrato habitual y las lesiones leves los hechos más investigados frente a las lesiones menos graves, amenazas y violencia intrafamiliar con daño psicológico.

En lo que va de corrido del 2021, las unidades dependientes de la Región Policial de Aysén ya han recibido decretos investigativos por parte del Ministerio Público relacionados a violencia intrafamiliar, situación que llama a estar alerta frente a este delito que ocurre en un círculo de confianza y espacios cerrados, difícil de detectar si no existen antecedentes o denuncias. 

Recientemente, a fines de febrero la Brigada de Investigación Criminal (BICRIM) Coyhaique, detuvo a un imputado por el delito flagrante de amenazas en contexto de violencia intrafamiliar, hecho denunciado por la víctima adolescente en circunstancias que la pareja de su madre lo agrede y amenaza. Del mismo modo, en enero se detuvo a un imputado por el delito flagrante de lesiones leves en contexto de violencia intrafamiliar por agredir a su pareja.

Al respecto, el jefe de la Brigada de Investigación Criminal Coyhaique, comisario Christian Mora, enfatizó en la importancia de denunciar todos estos hechos, ya que “la violencia es un espiral sin fin que se va acrecentando en la medida que se vuelve habitual y se normaliza, la violencia intrafamiliar puede desencadenar otro tipo de situaciones aún más graves, por lo tanto, el llamado es a identificar factores de riesgo y predictores de violencia para evitar hechos más complejos.

Respecto a la violencia intrafamiliar desde la PDI se han identificado algunos factores de riesgo y predictores, tales como agresiones y violencia física tanto para ellos como para los del núcleo familiar, control excesivo y acciones de dominación, amenazas de muerte, amenazas de suicidio por parte del agresor, amenazas de abandono del hogar, abuso de alcohol y drogas, entre otros. Cuando se ejerce contra una mujer considera además episodios de celos constantes y en aumento, violación, sexo forzado y manifestación de intención de terminar la relación sin llegar a concretarse, e incluso podría terminar en la máxima expresión de hechos violencia de género reiterados, el femicidio, por eso la importancia de su detección y denuncia oportuna.

“Ante la presencia de cualquiera de estos indicadores se debe denunciar para activar los mecanismos y seguir el curso correspondiente por parte de cada uno de los intervinientes en el proceso”, destacó el jefe de la BICRIM Coyhaique, ya que esta “es la alerta más importante para nosotros ya que podemos brindar la ayuda inmediata requerida por quienes son víctimas y/o testigos de este delito. No lo silenciemos, ni tampoco invisibilicemos, no seamos parte de este ilícito”, puntualizó el comisario Mora.

Además, “recomendamos evitar desistir del procedimiento a todas aquellas personas que son víctimas de estos delitos, para que todos los entes persecutores puedan tener el máximo de antecedentes y lograr en conjunto una respuesta oportuna y veraz frente a este flagelo. Nosotros como PDI contamos con el personal calificado para ayudar a todas las personas que lo requieran”, finalizó el jefe de la unidad.

Cabe destacar que los cambios legislativos han dispuesto medidas cada vez más efectivas para evitar, contener y reparar situaciones de violencia intrafamiliar, tanto en potestades de la Fiscalía como de los Juzgados de Familia, pudiendo el Tribunal decretar medidas cautelares, instancias donde la PDI es un colaborador activo, participando en mesas técnicas vinculadas a organizaciones de protección de los derechos de la mujer y víctimas de delitos, y otros organismos de apoyo.

Si eres víctima o testigo de un hecho de violencia llama inmediatamente al 134, en caso de ser una conducta reiterada acércate con los antecedentes al complejo policial más cercano, ya sea en Coyhaique o Puerto Aysén, para realizar la denuncia que incluso puede ser anónima. Del mismo modo, puedes denunciar a través del sistema Denuncia Seguro al 600 400 0101 o en la unidad policial más cercana.

By Editor

Leave a Reply

Your email address will not be published.