La Corte de Coyhaique rechazó hoy –lunes 8 de marzo– el recurso de apelación presentado por el Ministerio Público y confirmó el arresto domiciliario total de Natalia Macarena Barría Castillo y de su hijo Bastián Gabriel Correa Barría, imputados como autores de los delitos de cultivo y tráfico de drogas y, respeto de Barría Castillo, además por maltrato de obra a Carabineros. Ilícitos perpetrados el viernes recién pasado, en la comuna de Puerto Aysén.

En fallo unánime (causa rol 60-2021), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Natalia Rencoret, Sergio Mora Vallejos, Pedro Castro Espinoza y José Ignacio Mora Trujillo– confirmó la resolución apelada, dictada por el Juzgado de Garantía de Puerto Aysén, que denegó la imposición de la prisión preventiva a los imputados.

“Atendido el mérito de los antecedentes que hasta ahora se conocen; alegaciones de los intervinientes; estimándose que la medida cautelar de prisión preventiva solicitada por el Ministerio Público en contra de los imputados Natalia Macarena Barría Castillo y Bastián Gabriel Correa Barría, aparece desproporcionada, en relación al ilícito que se tuvo por justificado, resultando más adecuada y suficiente para asegurar los fines del procedimiento la medida cautelar de arresto domiciliario total del artículo 155, letra a), del Código Procesal Penal”, razona el tribunal de alzada.

Por tanto, “(…) y de conformidad a lo establecido, además, en el artículo 140, del Código Procesal Penal, SE CONFIRMA, la resolución apelada de fecha cinco de Marzo del año dos mil veintiuno, en cuanto por ella se rechazó la petición del Ministerio Público, en orden a decretar la medida de prisión preventiva en contra de los ya referidos imputados, CON DECLARACIÓN, que se impone a su respecto la medida cautelar personal de arresto domiciliario total en la forma que se fije al efecto en la audiencia respectiva”.

Según el ente persecutor, el viernes 4 de marzo de 2021, en la vivienda que compartían los imputados, personal del Departamento O.S.7 de Carabineros, en cumplimiento de orden de entrada y registro, encontró ocultas en diversas dependencias del inmueble (dormitorios, comedor, cocina y entretecho), la cantidad total de 699 gramos de marihuana a granel; nueve plantas de cannabis sativa de entre 60 y 240 centímetros de altura, dos pastillas de éxtasis y una lámina, tipo estampilla, de la droga 25I-Nbome.

Tras la detención y al ser llevados por Carabineros a la constatación de lesiones al hospital local, la imputada Barría Castillo procedió a morder en el antebrazo izquierdo a una funcionaria policial, causándole una lesión de carácter leve.

By Editor

Leave a Reply

Your email address will not be published.