Arístides Benavente es emprendedor y un enamorado de la región de Aysén. Su pasión reside en Cerro Castillo donde creó la Fundación Patagonia de Aysén, una organización privada y sin fines de lucro que, a través del turismo comunitario, aspira lograr el desarrollo sustentable de la región de Aysén.

En el ámbito profesional fundó y es presidente de Komax, compañía que representa a un importante portafolio de marcas, donde destacan The North Face, GAP, entre muchas otras, además de tiendas multimarcas y marcas propias. Y, actualmente, Arístides es socio de TOTEAT plataforma para administrar restaurantes.

Pero hoy Arístides no hace noticia desde los negocios, sino que, desde la nueva constitución, luego que -hace aproximadamente un mes- decidiera anunciar su candidatura como independiente para representar a Aysén en la elaboración de una nueva carta magna.

¿Qué te motivó a ser parte del proceso constituyente?

Hace mucho tiempo que llevamos impulsando desde mi ámbito -el de los negocios- que hay que hacer las cosas de forma diferente. Es importante preocuparse de las personas, del medio ambiente. Por esto, el proceso constituyente ofrece una oportunidad única de hacer cambios, y precisamente por esta razón no he querido restarme. Yo creo que Chile cambió, tenemos un país distinto, muy diverso, muy informado y con una población que quiere participar y eso es lo que más me motiva a ser parte de ese cambio.

¿Por qué decidiste representar a Aysén y no Santiago que es donde vives?

Soy un emprendedor, nacido y criado en región. Nací en Chillán, pero Aysén es donde están mis afectos, mis recuerdos y mi futuro. Estoy y soy parte de esta maravillosa región desde hace muchos años y ese amor y compromiso con este territorio me llevó a fundar hace un buen tiempo la fundación ‘Patagonia de Aysén’, la cual permite que, por medio del turismo en la zona, se pueda entregar ayuda económica a todos los vecinos, generando grandes y muy positivos impactos en ellos.

Uno no elige donde nacer, pero sí podemos elegir donde queremos vivir. Esa es mi razón. Efectivamente, no tuve el privilegio de nacer en esta hermosa tierra, pero me considero un aysenino más. Más allá de eso, humildemente, creo entender las necesidades de las personas que viven en las regiones del país, entiendo que Chile es un país tremendamente centralizado. Aquí, en Aysén, es donde he aprendido que, no por estar lejos, tenemos que conformarnos con el aislamiento; que producir, no tiene que ser sinónimo de destruir; y que no porque lo verde abunde, entonces sobra.

Arístides, ¿has decidido con qué fórmula competirás? ¿Te unirás a una lista de un partido político o de independientes?

Yo soy independiente, no milito en ningún partido político. Le tengo mucho respeto a los partidos políticos y a quienes participan en ellos, porque una democracia sólida no se concibe sin estos componentes.

Me gustaría mucho ir como independiente, pero creo que no están las garantías para que los independientes podamos participar en igualdad de condiciones. Como independiente es muy difícil salir electo. Es por esa razón que aún lo estoy evaluando.

¿Es complicado hacer campaña en la región?

Es más complicado que en otras regiones por temas de logística, pero yo lo estoy pasando muy bien. Yo creo que las campañas se crean desde la confianza, conocerse los unos a los otros. Estoy llegando a las distintas comunidades, donde me presento y les pregunto qué les interesa priorizar en la constitución.

¿Cuál crees tú que puede ser tu aporte a la constitución?

Mi aporte a la Constitución, más allá del contenido, está en la forma. Me caracterizo por ser dialogante y por buscar siempre los consensos. Y es así como quiero aportar al proceso constitucional.

Quiero motivar a valorar a cada participante, escuchándonos, dialogando y llegando a acuerdos. No creo que podamos conseguir una Constitución legítima, si no estamos todos representados. Es importante entender que las constituciones no guían a las sociedades, sino que las siguen. Y nuestra sociedad cambió. Hoy somos un país distinto, más diverso, educado e informado. Necesitamos acomodar el marco institucional para que toda esa diversidad se sienta representada y tenga las mismas garantías de igualdad de oportunidades que todos los chilenos.

Tenemos un país muy extenso, donde las necesidades de los ciudadanos no siempre son las mismas y esto debe quedar plasmado en una nueva Constitución, en la cual los habitantes de Aysén tengan las mismas oportunidades y acceso a servicios que los habitantes de cualquier otra región. En este contexto, creo que hay 5 cosas básicas que los chilenos esperan y que deben estar en el centro de la conversación, tenemos que trabajar para ser un país que ofrezca las posibilidades de una vivienda digna, un trabajo con salarios justos, un sistema de salud donde quepan todos, educación para generar oportunidades y pensiones para los adultos mayores.

Pero todo lo anterior tenemos que lograrlo con esfuerzo. Un país que es capaz de ofrecer el bienestar transversal que todos los chilenos merecemos, necesita crecimiento económico -con impacto social y con foco en la preservación del medio ambiente-, necesita emprendimiento, y necesita también, un Estado que administre de manera eficiente el fruto de ese crecimiento.

Arístides y si nos enfocamos más en el tema de medioambiente, ¿cuáles serían sus aportes en esta materia? Teniendo en cuenta que Coyhaique tiene uno de los niveles más altos de contaminación.

Como no existen muchas alternativas sostenibles para calefaccionarse con el fin de que estas sean limpias, baratas y renovables, es necesario que se genere un trabajo entre las entidades públicas y privadas para mejorar o paliar de cierta manera la contaminación en la zona. Por un lado, el sector privado debe comprometerse a respetar el uso de energías más limpias y eficientes, además de fomentar el recambio de combustibles contaminantes por energía eléctrica en climatización y, por otro, el Estado y en específico las Municipalidades de la región, deben entregar incentivos a la población al correcto uso de energía -como evitar el uso de calefactores que utilizan combustibles fósiles- para así mejorar la calidad del aire en las distintas comunas de Aysén.

Desde tu visión como emprendedor, ¿cuáles son los factores claves que, a tu parecer, deben ser parte de una nueva constitución y que permitan convertir a Chile en un país que promueva y potencie el emprendimiento?

Lo primero que esta constitución debe garantizar en materia de emprendimiento es la igualdad de oportunidades. Soy emprendedor, por sobre todo, y es por ello que creo en el emprendimiento como herramienta de movilidad social, como motor de la economía y como generador de empleos. Por eso, necesitamos un marco institucional que promueva la innovación y la libertad de emprender, pero que, al mismo tiempo, proteja a los que más lo necesitan. Un país en donde más chilenos puedan participar del éxito económico, con principios de protección social que otorguen ayuda a quienes tienen menos y que, a la vez, mantenga el incentivo al trabajo. Un país en donde el esfuerzo y el bienestar social y económico, tengan una relación satisfactoria.

En este sentido, ¿cómo te gustaría que fuera visto el emprendimiento en la futura Constitución?, ¿cuál es la importancia que tiene para ti el desarrollo de Chile como un país emprendedor?

Me gustaría que el emprendimiento sea visto como uno de los principales instrumentos de movilidad social, que los niños y niñas sueñen con ser emprendedores y que vean el emprendimiento como una forma de realizarse en la vida. En esta misma línea, creo que el emprendimiento es de gran importancia para Chile, a mi parecer será una de las principales herramientas que nos permitirá salir de la crisis actual y reactivará la economía del país. Si no cuidamos el emprendimiento y a los emprendedores estaríamos perdiendo una gran fuente de estabilidad económica y social.

Por otra parte, creo que un Chile emprendedor es vital para el desarrollo de nuevas y mejores tecnologías en el país, las que posicionarán a Chile como un país innovador de cara al mundo.

Para terminar, ¿por qué crees y quieres que Aysén deje su Huella en la nueva Constitución?

Quiero que Aysén deje su huella en la nueva Constitución no sólo por mi gran arraigo con la Región, sino porque a través de este, puedo entender que muchas regiones de Chile viven la misma realidad, y necesitan ayuda para sentirse representadas para reducir su relación de inequidad con el resto del país, para conectarse con el presente y para ser protagonistas autónomas de su futuro.

By Editor

Leave a Reply

Your email address will not be published.