Alcalde Luperciano Muñoz aseguró que anterior administración pretendía llevar a cabo el proyecto de espaldas a la gente y así convertir a la comuna de Chile Chico “en el basurero de la cuenca del Lago General Carrera”.

Descentralizar el concejo municipal y acercarlo a los vecinos fueron los principales objetivos de las sesiones que se llevaron a cabo en las localidades de Mallín Grande, Puerto Bertrand y Guadal.

Fueron 12 horas de trabajo en que el concejo municipal en pleno, junto a Carabineros, se reunieron con dirigentes sociales y vecinos que expusieron diversos temas.

“Nuestra intención es sesionar en todas las localidades de la comuna, no solo para que los concejales se empapen de la realidad, sino que también para votar con conocimiento cualquier situación en particular, sin encontrarnos con sorpresas como ocurrió en Puerto Bertrand, donde los vecinos estaban muy preocupados por la implementación de un vertedero integrado, convenio firmado por la anterior administración con el Gobierno Regional y que implicó una inversión de 500 millones para comprar 40 hectáreas y 300 millones para su diseño, sin realizar ningún tipo de consulta ciudadana para su ejecución”.

Muñoz además indicó que esta situación generó un reclamo generalizado en la comunidad, “debido a que se pretende que el vertedero sea ubicado entre las comunas de Ibáñez y Chile Chico, sin realizar estudio de prefactibilidad”.

El jefe comunal añadió que “por acuerdo de concejo este tema será abordado en la sesión de este jueves”, sin embargo, aclaró Muñoz, “ya enviamos un oficio al Gobierno Regional para dejar sin efecto la licitación del diseño, ya que no queremos ser parte de este proyecto donde no existió ninguna instancia de participación ciudadana, a pesar de que las organizaciones gastronómicas, juntas de vecinos y organizaciones sociales manifestaron su total rechazo”.