La Corte de Coyhaique acogió hoy –sábado 10 de julio– el recurso de apelación presentado por del Ministerio Público y decretó la medida cautelar de internación provisoria de los adolescentes D.A.S.G., V.H.P.S. y J.C.M.D., imputados como autores del delito consumado de robo con intimidación. Ilícito perpetrado el pasado miércoles, en la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 187-2021), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Natalia Rencoret, José Ignacio Mora Trujillo y el fiscal judicial Luis Contreras– revocó la resolución apelada, dictada por el Juzgado de Garantía de Coyhaique, que había dejado a los adolescentes sujetos a la medida de arresto domiciliario total.

“Atendido el mérito de los antecedentes que se conocen, alegaciones de los intervinientes, estimándose que existen indicios que dan cuenta de la existencia del delito que se investiga y por el cual se le formalizó a los imputados adolescentes D.A. S.G., V.H.P.S y J.C.M.D., así como de la participación que se les atribuye en él; considerando que la libertad de estos constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, en razón de la gravedad de la pena asignada al delito, carácter y forma de comisión del mismo; y en razón de lo dispuesto en los artículos 139 y 140 del Código Procesal Penal, y artículo 32 y siguientes de la Ley 20.084, SE REVOCA, la resolución apelada de fecha 9 de julio de 2021, por la cual se denegó la medida cautelar de internación provisoria de los imputados adolescentes D.A.S.G.V.H.P.S., y J.C.M.D., y en su lugar se impone a los encartados la referida medida cautelar de internación provisoria”, consigna la resolución.

Según el ente persecutor, alrededor de las 22:40 horas del miércoles 7 de julio de 2021, la víctima, el taxista Richard Argel Levicán, concurrió a prestar un servicio solicitado hasta las calles Alejandro Gutiérrez con Freire de la ciudad de Coyhaique, punto donde debía recoger y trasladar a cuatro pasajeros. En el lugar, subieron al vehículo los tres imputados adolescentes y un adulto (en prisión preventiva), quienes le indicaron como destino el mirador Marchant.

Una vez que arribaron al mirador, el sujeto que iba en el asiento del copiloto, procedió a sacar un arma blanca desde sus vestimentas, tipo cortapluma, la que colocó en el cuello del conductor, exigiéndole bajarse y no decir nada; en tanto, los que ocupaban los asientos traseros del automóvil de alquiler, amenazaban a la víctima con dispararle, por lo que Argel Levicán descendió del vehículo.

A bordo del taxi, los imputados escaparon en dirección a la localidad de Villa Mañihuales. Advertida la policía del robo, se inició una persecución del móvil sustraído por la Ruta X-50, la que culminó cuando los imputados perdieron el control del móvil, cayendo de costado en una zanja, lugar donde fueron detenidos por el personal policial.