El concejal de Cochrane, Miguel Aravena Torres, manifestó su preocupación por la situación que viven decenas de familias en la Provincia Capitán Prat, las que el año 2009, fueron beneficiarias de un proyecto inédito en la región, instalándose 90 soluciones fotovoltaicas, orientadas a proveer de energía eléctrica a viviendas del sector rural, con un alto grado de aislamiento, a las cuales por su lejanía no sé puede llegar con el sistema de extensión de red y que hoy se están quedando a oscuras por falta de mantención.

Recordó Aravena, que en este primer proyecto se invirtieron alrededor de 300 millones de pesos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, FDNR, pero trascurridos casi 12 años no ha existido a la fecha la mantención de los sistemas, los que se han ido deteriorando por el paso del tiempo, siendo más notorio y preocupante el natural desgaste del banco de baterías, pensados a lo mucho en una vida útil de no más de 10 años.

Esta necesidad, que conoce muy de cerca el Concejal, quien  estuvo en las génesis del primer proyecto provincial,  quedó en evidencia al visitar a estas familias de sectores rurales, quienes manifestaron su malestar por el poco compromiso de las autoridades, para lograr un proyecto que permita la mantención de estos  sistemas, siendo lo más urgente el recambio de las baterías, indicó.

 Además se verificó en terreno, anomalías en un segundo proyecto financiado también con recursos del FNDR, donde en algunos casos las soluciones nunca funcionaron, pese a contar con tecnología más avanzada que en el primer proyecto.

“Es impresentable que las autoridades lleven más de 3 años elaborando un catastro y diagnóstico para resolver esta situación, esto sin duda ha llevado a  desmejorar  la calidad de vida de estas familias, que lograron el beneficio con la esperanza de contar con las condiciones mínimas que les permitieran aportar al desarrollo de sus comunas desde el mundo rural”. Enfatizó.

Finalmente, el Concejal Aravena, recordó  un anuncio hecho por autoridades locales y regionales, en torno a levantar  una iniciativa en esta materia, en  el Plan de Zonas de Rezago de la Provincia de los Glaciares, aprobado por el Gobierno Regional en abril 2020, que contemplaría la reposición de los sistemas fotovoltaicos, con un presupuesto estimado de 1.497 millones de pesos y que se abordaría este año, por tanto: “se hace necesario y urgente que las autoridades cumplan con lo informado, con lo comprometido  ante comunidad, y así devolver la esperanza a tantas familias que viven en condiciones de aislamiento y rezago en el extremo sur de nuestra región.

By Editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *