El proceso se desarrolló en coordinación con diversas instituciones, garantizando la seguridad del traslado para dar paso al proceso de inmunización.

   La llegada de las primeras dosis de vacunas del laboratorio Pfizer a la región de Aysén para enfrentar la pandemia por Covid19, motivó una planificación y puesta en marcha de un servicio de escolta, con la finalidad de resguardar y garantizar la seguridad del traslado de estas unidades desde el Aeropuerto Balmaceda hasta el hospital regional de Coyhaique.

   Las dosis llegaron a la legión a bordo de un avión de la Fuerza Aérea de Chile, el cual arribó en horas de la mañana de hoy a la loza del principal terminal aéreo de la región de Aysén.

   “Se trató de un trabajo multidisciplinario en conjunto con otras instituciones, como la Seremi de Salud, la Policía de Investigaciones y los diferentes vacunatorios para poder garantizar este proceso que en su primera etapa está dirigido principalmente al personal médico (…). La Institución tiene a cargo la escolta de las dosis a los diferentes lugares. Se inicia hoy hasta el miércoles 20, donde vía terrestre, aérea y marítima se va a hacer llegar estas dosis a las diferentes comunas de la región”, expresó el Teniente Coronel Rafael Cares Sepúlveda, Prefecto (S) de Carabineros Aysén y Subprefecto de los Servicios.

   Asimismo indicó que se trata de un importante esfuerzo logístico y humano, dada su importancia para garantizar la salud pública de la región.

   Dicho servicio dirigido en terreno por el General Hugo Zenteno Vásquez, contó con la presencia del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE), patrullas motorizadas sumado al apoyo de personal de la Subcomisaría de Balmaceda (F) y personal de dotación de la Primera Comisaría de Coyhaique.

   “Dentro de las condiciones que debe tener el proceso de escolta, es poder hacerlo lo más rápido posible para mantener la cadena de frío que es fundamental para poder conservar las dosis, pero también estamos realizando esta labor para garantizar su arribo, toda vez que debemos evitar cualquier incidencia que pueda afectar el normal proceso de vacunación que está dispuesto”, detalló el Oficial Jefe.

   Finalmente, el cargamento de vacunas llegó de manera segura y expedita al hospital regional de Coyhaique, con la finalidad de dar paso al proceso de inmunización, como parte de los esfuerzos desplegados por la autoridad sanitaria para controlar la pandemia en la zona.