Luperciano Muñoz inscribió su candidatura a alcalde por la comuna de Chile Chico y aseguró que “fue impulsada por los vecinos de la comuna”.

El ex alcalde de Chile Chico, Luperciano Muñoz, aseguró que actualmente la comuna sufre un enorme retroceso en materia de desarrollo, además de la ausencia de proyectos, “responsabilidad de la actual administración que solo se ha dedicado a malgastar los recursos, al punto que se esta viviendo de planes de absorción de mano de obra y no existe cartera de inversión”.

“Es inaudito que al revisar el banco integrado jamás existieron proyectos con recomendación favorable durante esta administración, lo cual es una falta de respeto hacia las vecinas y vecinos de nuestra comuna que han sido actores relevantes en el progreso de Chile Chico”, añadió el ex jefe comunal.  

Luperciano Muñoz recordó que asumió la primera vez como alcalde el 2004, encontrándose con un municipio endeudado y sin infraestructura. “El trabajo junto a la comunidad nos permitió realizar una profunda transformación y convertir la comuna en un importante destino turístico, dejando incluso el municipio en nuestro último periodo, con más de 3 mil millones de pesos. Por lo tanto, que esta administración este despilfarrando los recursos nos duele y que no existan proyectos revelantes para la comuna es impresentable, ya que nos costó años que Chile Chico progresara y se desarrollará”.

Además explicó que al término de su administración se dejaron importantes proyectos para la comuna como el diseño de la costanera, primera y segunda etapa por 20 mil millones, la piscina municipal por 4 mil millones, el diseño del vertedero municipal comprado con un terreno de 66 hectáreas para que se realice el relleno sanitario y la costanera de Puerto Guadal, entre otros, y ninguno fue ejecutado, a raíz del revanchismo político de Ricardo Ibarra, que solo ha perjudicado el desarrollo de la comuna y bienestar de su gente”.

Finalmente, Luperciano Muñoz aseguró que durante estos casi 4 años la comunidad jamás ha reconocido a Ricardo Ibarra como autoridad política, “ya que el concepto de alcalde se gana con el trabajo y liderando la comuna hacia altos estándares de crecimiento, desarrollo y proyección, lo cual no ocurrió durante esta paupérrima administración”.