Sin duda, las mujeres rurales son y han sido desde la historia, el pilar fundamental de desarrollo en los diversos rincones del mundo. En particular las mujeres rurales, cruzan brechas significativas para poder integrarse al ecosistema social y productivo. Pero, ¿Qué las hace valiosas? Sin lugar a dudas, la experiencia, sapiencia y sobre todo, conciencia respecto a la producción del campo de Aysén, muchas de ellas son quienes asumen labores integrales de sus campos, son parte de organizaciones rurales, alcanzando grandes logros en materia de asociatividad, mezclan al igual que las mujeres trabajadoras de la urbe, sus actividades campesinas, junto a las domésticas y familiares, no cabe duda que tienen un valor especial.

Sin embargo para poder potenciar el desarrollo de ellas, especialmente en los tiempos que vivimos, como es la Pandemia por Coronavirus, la articulación sectorial del gobierno, ha sido clave para impulsar, sostener y proyectar los desafíos integrales de dichas mujeres, superando brechas de conectividad, donde ha sido clave la nueva forma para relacionarse, con un solo fin, mantener vio el campo de Aysén.

Bajo este contexto, el Convenio financiado por INDAP y administrado por PRODEMU, busca colaborar y apoyar eficientemente a las mujeres campesinas y/o pequeñas productoras agrícolas de familias rurales, estableciendo como finalidad mejorar sus ingresos mediante la consolidación de iniciativas económico-productivas asociadas al mundo rural.

Durante la semana recién pasada, fueron mujeres de distintas localidades, 34 de la Provincia de Coyhaique y 11 de la Provincia de  Capitán Prat (Cochrane y Villa O´higgins), quienes se certificaron luego de tres años; proceso que incorporó formación personal,  desarrollo organizacional y capacitación técnica en sus distintos rubros.

Fue así como mujeres de las localidades de: Lago Pollux, Lago Frío, Lago Castor, durante esta semana, no solo concluyeron su proceso, sino que también le dieron el vamos a su nueva agrupación de mujeres campesinas denominada “Rivera de Los Lagos”.

También realizaron su egreso las mujeres de: Valle Simpson, El Salto, Ensenada Valle Simpson, Río Claro, Cerro La Virgen, quienes fueron certificadas en una pequeña ceremonia exterior, realizada en el punto de ventas hortícola establecido, ubicado entre las calles Presidente Ibáñez y Prat, el cual funcionará todo el período de fase 3,  durante los días miércoles entre las 09:30 horas y 12:30 horas.

En dicha oportunidad, asistió el Seremi de Agricultura, Felipe Henríquez Raglianti, quien señaló: “El convenio que existe entre el PRODEMU y el Instituto de Desarrollo Agropecuario, INDAP del Ministerio de Agricultura, es un gran aporte para las mujeres rurales. Esto permite que ellas puedan mejorar varios aspectos, primero la generación de redes de trabajo, también en el acceso a tecnologías, el empoderamiento y confianza en sí mismas y en sus grupos. Hoy día hemos visto como ellas han podido avanzar en temas productivos, comerciales y de marketing. A  partir de esto, estamos muy contentos de poder acompañarlas,  lo que es un punto más en el aprendizaje  que ellas han tenido”, señaló.

Por su parte la Directora Regional de PRODEMU en Aysén, Marlene Julio, agregó: “Para nuestra primera dama Cecilia Morel, estos programas son muy importantes, porque empoderan a la mujer, les entrega herramientas para salir adelante y las hace tener conciencia que son propietarias y conductoras de su destino. Después de tres años de trabajo han tenido un apoyo a su actividad familiar y sentirse ellas mismas importantes; hoy son emprendedoras fuertes, son mujeres que cuentan con las herramientas fundamentales para su empoderamiento y su autonomía económica, que les permitirá seguir trabajando de manera asociativa o individual y que hoy, gracias a esta alianza entre INDAP y PRODEMU, sin duda está renaciendo el campo junto mujeres de la región de Aysén”.

Una de las egresadas, fue Brunilda Coliboro productora del sector de Lago Atravesado en Coyhaique, quien desde hace un tiempo se dedica a la producción de huevos de campo.  “Para mí fue un aprendizaje, porque todo lo que uno realiza es aprendizaje, uno aprende muchas cosas sobre los rubros que trabaja, en este caso que fueron las gallinas, yo aprendí cosas que no sabía. En cuanto a la capacitación con los monitores eso fue muy importante, uno aprende muchas cosas que se desconocen y los monitores se encargan de recordarles. En cuanto a los recursos los aproveché mucho y estoy muy agradecida de INDAP y PRODEMU”, comentó.

Finalmente, el Director Regional de INDAP Aysén, Patricio Urrutia Ramírez, se refirió a la virtuosa alianza en materia de gestión con PRODEMU. “Muchas mujeres que han pasado por este proceso, han visto cómo sus emprendimientos han crecido, como ellas también se sienten mejor, valoradas e integradas a la cadena productiva. El gran valor para ellas ha sido mantener el propósito generoso de poder vincularse y aprender, especialmente en los tiempos difíciles que hemos vivido, cuando estamos conscientes que se ha notado que  las mujeres del campo de Aysén no paran, ya sea aprendiendo nuevas formas para comunicarse (vía redes sociales), así como también,  aprendiendo y produciendo en los campos. Considerando todos estos esfuerzos y especialmente en las fechas que se nos avecinan, mi mensaje para la ciudadanía es que prefieran los productos locales, la artesanía, los procesados, la horticultura, porque de esta manera juntos aportamos a que el campo de Aysén no pare”, finalizó.

By Editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *