·         Mientras la escritora Paula Labra nos invita a un recorrido existencial que nos obliga a creer, a evocar y a soñar, el poeta Julio Faúndez transita entre el placer consumado, la soledad sexual, el voyerismo, los celos, el olvido y la desilusión. Pluma valiente y comprometida con los sentimientos humanos más profundos.

“Hombre Elefante” es una casa editorial que publica autores premiados y/o en vías de consagrarse a nivel nacional e internacional. Por lo tanto, busca calidad y trascendencia como propuestas de literatura chilena para estos tiempos.

En tal contexto, presenta a dos exponentes de las letras nacionales que combinan trabajos y logros en el extranjero y en nuestro país.

En primer lugar, Paula Labra Abrigo, en “Demasiadas vidas bailando juntas”, aborda conflictos y temáticas actuales, como la fragmentación familiar, la adolescencia, el animalismo, el feminismo y la diversidad sexual.

Su escritura es tan fecunda en recuerdos, perfumes, colores y sonidos que adentran al lector en una experiencia verdaderamente tridimensional y, además, su testimonio deja ese “algo” en el aire que obliga a creer, a evocar y a soñar. Sin dudas, es un texto muy recomendable.

En cuanto a trayectoria, Paula Labra Abrigo fue becada en 1995 y 1997 para participar en dos talleres literarios: Sociedad de Escritores de Chile y José Donoso en la Biblioteca Nacional y en 1994 obtuvo el primer lugar en el concurso “Juegos Literarios Gabriela Mistral” de la Municipalidad de Santiago, con la obra de cuentos titulada “Isidora”.

Por otro lado, ha publicado en diversos suplementos y revistas literarias y en 1997 fue antologada en el libro “Cuentistas para el Siglo XXI” a cargo de la Dirección de Archivos y Museos. Con “Demasiadas vidas bailando juntas” volvió a las letras de forma prolífica y profunda.

En segundo lugar, es sabido que la mejor poesía apunta al corazón. Y cuando el lector decide sumergirse en ella, lo estremece a tal nivel que le es imposible librarse de su embrujo.

Con la obra “Bulevar Venus”, la musicalidad, la elegancia y la pasión de los versos de Julio Faúndez Herrera nos hace una tremenda invitación.

“Es un recorrido existencial por vivencias, tales como el placer consumado, la soledad sexual, el voyerismo, los celos, el olvido y la desilusión, en un intento contemporáneo por develar los misterios del amor y su problemática en el individuo del siglo XXI”, comenta el propio autor.

Faúndez es Magíster en Lengua y Literatura Hispánicas de la Universidad de Chile, escritor y miembro honorario del Grup Plòmes Poêtiques (Barcelona, España). Ha publicado en varias revistas y antologías de Chile y el extranjero.

Además, en 2008, ganó el “Certamen Internacional de Poesía Saint Jordi” (Palol de Revardit) por el texto “Estilo y Destrucción” y en 2014 fue finalista y posteriormente antologado en el Premio Internacional de Poesía Jovellanos, categoría “Mejor Poema del Mundo” (Asturias, España).