Pese a haber solicitado una auditoría al Gobierno Regional, a inicios de año, con amplio respaldo del Consejo Regional en su facultad fiscalizadora, la Intendente no facilitó asignar recursos para llevar a cabo la contratación de este proceso para las últimas ejecuciones presupuestarias y del estado de la situación financiera del Gore.

Durante la última semana de octubre se informó por parte de la Intendente Regional y Ejecutivo del Gobierno Regional, Geoconda Navarrete, en Ord. N° 3163 dirigido a la Secretaria Ejecutiva del Core, que por diversas razones de índole administrativas y financieras no es posible acceder a lo solicitado por el Consejo Regional. Se trata de una auditoria externa solicitada formalmente por los consejeros regionales, en distintos momentos Rodrigo Araya, Andrea Macías y Carlos Campos, apoyados mayoritariamente por el CORE, tras reiterados cuestionamientos de últimos años al proceso de ejecución financiera y estado real del sistema financiero del Gobierno Regional.

Los diferentes requerimientos solicitados y avalados por el Core, tienen relación con la falta de claridad en la información de las ejecuciones y que difiere con la que maneja el Core, dudas razonables que se sustentan en datos como que el crecimiento del presupuesto final FNDR en el año 2017 respecto del año anterior alcanzo a un 3,2% (marco final 2017 M$68.343,107). Así también el marco final del año 2018 (M$66.015.816) mostro una disminución de 3,4% respecto del año 2017 y peor aún el año 2019 el marco final (M$60.055.117), el decrecimiento alcanzó un 9% respecto del año 2018.  A su vez el año 2019 nos hizo encender las alarmas debido a la gran cantidad de arrastres y compromisos aprobados en el Consejo regional a solicitud del ejecutivo, cuya razón compromisos v/s marco presupuestario superó los 3.8 puntos, lejos de promedios que hasta 2018 alcanzaba en promedio 2 puntos (es decir, el compromiso total plurianual aprobado por el consejo se mantenía entre 2 y 2.2 veces el presupuesto). Claramente la gran cantidad de recursos comprometidos no estaba en concordancia con la disponibilidad de recursos toda vez que el marco presupuestario estaba a la baja.

Con esta situación es que en enero de 2020 se solicitó la auditoria y hoy existe mayor preocupación ya que este ejecutivo decidió no pasar al consejo regional la aprobación de la cartera de arrastre como se hacía hasta el año pasado y continúa con altos niveles de compromisos nuevos en el presente año.

Para el Consejero Regional, Jorge Abello, quien además es presidente de la Comisión de Presupuesto e Inversiones, del CORE, comisión donde se originaron los primeros cuestionamientos a la falta de claridad y estrategia de presupuesto del Gobierno Regional, indicó “es lamentable que no se hayan realizado esfuerzos concretos y reales para avanzar en una auditoria, antes las dudas y cuestionamientos que realizamos desde el Core  a las ejecuciones presupuestarias, bajo nuestras atribuciones fiscalizadoras, ello hubiese entregado claridad absoluta del estado financiero de nuestro Gobierno Regional, corregir y enmendar eventuales anomalías,  lo cual es indispensable para la toma de decisiones y  seguir comprometiendo  recursos de proyectos futuros, donde en cada uno de ellos hay anhelos y esperanzas de nuestras comunidades”.

En Consejero Abello señalo que “también es muy relevante contar con esta información, hoy día que estamos en pleno proceso eleccionario que permitirá elegir por primera vez al Gobernador/a Regional,  ello debe venir aparejado a consolidar la democracia  participativa como un deber de la institucionalidad pública, por ello, quienes aspiren a gobernar la región, pre y candidatos/as, deben  consignar desde ya nuevos estándares en la rendición de cuentas a la ciudadanía, debieran comprometerse desde ya  en sus programas de gobierno  realizar auditorías  permanentes y externas principalmente a las ejecuciones presupuestarias”.

Finalmente, el Consejero, indicó que “Hoy más que nunca la ciudadanía pide proceso transparentes y confiables y me parece una falta de criterio y total desatino que la primera autoridad regional se niegue a realizar un proceso que va a permitir dar cuenta de lo que realmente existe en números en nuestra región. Por eso, hoy más que nunca, no da lo mismo por quién votar, claro ejemplo es lo que tenemos actualmente, una autoridad regional designada, sin conexión regional y ciudadana, con falta de voluntad y liderazgo que no ha resultado. Por eso, tengo la esperanza que esta situación cambie con el gobernador/a, donde la o las auditorias debieran ser una obligación asumida desde los programas inscritos en el Servel por los candidatos/as y estaremos atentos a ellos, los gobiernos regionales y los recursos del FNDR necesitan una hoja de ruta clara y no más improvisaciones.

By Editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *