Sin presencia de público y autoridades de la región, el Obispo Vicario Apostólico de Aysén, Luis Infanti, presidió la solemne liturgia Te Deum 2020 en la Catedral de Coyhaique, en este especial 18 de septiembre en plena pandemia Covid19.

Inspirado en la lectura del evangelio Lucas 1, 26 – 38 que anuncia a María su misión como madre del hijo de Dios, Jesús, el Vicario Apostólico de Aysén expresó que: “María se queda en silencio, sorprendida y buscando entender qué significaba ese saludo tan inédito y lo que le proponía el Ángel”.

“Es el mismo mensaje de Dios, hoy, —subrayó el padre Obispo— para cada uno de nosotros, que estamos llamados a entender lo que nos está pasando, a vivir estos tiempos y situaciones con sorpresa y humildad, pero también con valentía, con audacia, con esperanza y, como veremos, hasta con confianza y alegría”.

Más adelante en su mensaje, el padre obispo Luis puntualizó una serie de situaciones en la sociedad actual que dan cuenta del cambio de época que está viviendo la humanidad. Describió brevemente la realidad de algunas de ellas que se traducen en crisis de tipo ecológica, alimentaria, moral, cultural, social, política, económica, legal, tecnológica y científica, energética; entre otras.

“Todos estos signos de nuestra época —insistió el vicario de Aysén—, tan evidentes y graves, nos indican que estamos en una profunda crisis de civilización, semillas que deben morir para producir una nueva humanidad, donde florezca el amor a la vida, al buen trato y a la amistad social, a la paz con dios, con los semejantes y con la creación”.

Hacía el final de su homilía el obispo vicario apostólico de Aysén destacó el reconocimiento que merecen hoy “tantos tiernos brotes humildes y solidarios, sacrificados y alegres, el anuncio de una nueva época de la humanidad que ya está brotando. Brotes de vida de Dios”. De esta manera realzó el aporte de quienes aportan en el ámbito de la salud, los dirigentes sociales, los educadores, los artistas, los comunicadores, los agentes pastorales, los pueblos originarios, las mujeres, niños y jóvenes, adultos mayores, que son mensajeros del evangelio.

Finalmente, el padre Obispo Luis citó las palabras del Papa Francisco: “Nadie se salva solo” y agregó: “nos necesitamos unos a otros, todos, conscientes que sólo Dios salva y que la nueva época de la Humanidad no podremos construirla sobre las arenas de la violencia, del consumismo, del armamentismo, del odio, del orgullo, de la mentira”.

Esta solemne liturgia Te Deum 2020 fue transmitida en directo a través del medio de comunicación vicarial Radio Santa María y, además, por su Facebook Live. Será retransmitida por Santa María Televisión, canal 49 cable, este mismo viernes 18 de septiembre a las 16:00 horas.

By Editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *