La instancia escuchó la postura del Ejecutivo sobre este acuerdo internacional y varios parlamentarios de oposición expresaron la importancia de suscribirlo. Asimismo, el canciller ahondó sobre la decisión adoptada en relación al cable marino transpacífico.

La Comisión de Relaciones Exteriores, presidida por el senador Juan Pablo Letelier, recibió antecedentes acerca del Acuerdo de Escazú, que tiene plazo para ratificación hasta el 26 de septiembre, pese a que los países se podrían adherir en cualquier momento.

En la oportunidad, el Canciller Andrés Allamand fue enfático en que el Gobierno no ha cambiado la opinión y que “en los actuales términos, Escazú es inconveniente para el país”, pero indicó que sigue un análisis exhaustivo respecto a: “los cambios de la legislación ambiental chilena; alcances interpretativos de algunos principios; la naturaleza de las obligaciones y compromiso a los que Chile se vería sometido; y la posibilidad de se pueda llevar al país tribunales internacionales”.

Al respecto, los senadores Juan Pablo Letelier, Jorge Pizarro, Ricardo Lagos, José Miguel Insulza, integrantes de la Comisión y el senador Alejandro Navarro, quien estuvo presente en la oportunidad, lamentaron la decisión adoptada e indicaron que en el momento en que se informó que Chile no ratificaría, “no se expusieron ninguna de las razones que se nos dan hoy y solo se aludió al inminente fallo de La Haya”.

En este sentido recordaron que nuestro país fue uno de los precursores del Acuerdo, que comenzó en el primer mandato del Presidente Sebastián Piñera, “pero de manera brusca y sin explicaciones concretas, no se estaría ratificando”, reclamó el senador Lagos y el senador Pizarro aludió que “a lo menos, la credibilidad se ha visto muy menoscabada”.

Por su parte, el senador Iván Moreira, llamó a “no confundir y tratar la materia con claridad, porque cuando el canciller dice que están estudiando algunos aspectos, se puede generar confusión de una posibilidad de cambio de opinión en esta materia, y siento que ha sido claro en que la opinión del Gobierno no ha cambiado”.CABLE MARINO TRANSPACÍFICOsubir

Durante la sesión, además se conoció información acerca de la decisión adoptada por Chile en relación al cable marino transpacífico y sus repercusiones en nuestra política exterior.

Para este punto, el Canciller Allamand explicó que el cambio del trazado se debe a un menor despliegue del trayecto, lo que conlleva a menores recursos, menor complejidad técnica y en un menor plazo.

“Para la Puerta Digital Asia Latinoamérica, participó en toda la evaluación técnica, comercial y legal, la Comisión Andina de Fomento (…) Todos los aspectos han tenido asesoría técnica de primer nivel y de excelencia. Que el aterraje, sea en Australia y Nueva Zelanda, se trata de países con los que tenemos coincidencia en distintos ámbitos. Australia es un mercado abierto, altamente desarrollado desde el punto de vista tecnológico y tiene en varios de sus trayectos zonas protegidas. Si uno lo mira desde estas consideraciones, tenemos un proyecto de llegada que nos permite una diseminación hacia el resto del Asia”, detalló el ministro.

Sin embargo, parte de los legisladores insistieron en la inconveniencia de no cumplir con China, país con el que se ideó este plan.

Al respecto, el senador Letelier recordó que el cable marino transpacífico surgió de un acuerdo entre los jefes de Estado de China y Chile y “lama la atención que en el relato del Canciller en ningún momento dijo “China”, ni planteó el origen, ni quién hará la inversión. Esto tenía una historia, el canciller la omitió y no nos ha dicho cuál es el modelo de negocio”.

A su turno, el senador Pizarro indicó: “me gustaría saber el efecto en la relación por el cambio unilateral en la estrategia. No se puede desconocer que nace de un diálogo para la cooperación económica entre Chile y China, que se inició en el 2017. Es evidente que puede haber existido influencia del propio gobierno norteamericano, tanto es así que ahora Estados Unidos ofrece financiar este cableado”.

A juicio del senador Insulza, “ciertamente esto plantea las cosas en una nueva dirección”, pero reconoció que hay que analizarlo “con mucha calma”.

Por Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *